Activando el cuerpo

Activando el cuerpo

El ejercicio como clave de la salud osteomuscular de toda la familia. El ejercicio tiene el potencial de ser una forma segura y eficaz de evitar la pérdida ósea, aporta beneficios sobre las propiedades mecánicas de los huesos aumentando la resistencia a la fractura e induce la formación de tejido óseo. El ejercicio de fuerza parece ser un poderoso estímulo para mejorar y mantener la masa ósea durante el proceso de envejecimiento. Los programas de ejercicio multicomponente de entrenamiento de fuerza, aeróbico, de alto impacto y / o con carga de peso, pueden ayudar a aumentar o al menos prevenir la disminución de la masa ósea con envejecimiento. En un meta análisis sosbre los Efectos del ejercicio sobre el estado óseo en mujeres, desde niñas hasta mujeres posmenopáusicas, mostró que los protocolos de ejercicio de impacto combinado (ejercicio de impacto con entrenamiento de resistencia) son la mejor opción para preservar y mejorar la densidad mineral ósea en mujeres pre y posmenopáusicas. La masa ósea máxima en las niñas se puede mejorar con períodos cortos de programas escolares de ejercicios pliométricos de alto impacto.