Detección como oportunidad

Detección como oportunidad

El diagnóstico precoz de la osteoporosis puede reducir la morbilidad y la mortalidad causadas por ella.

El diagnóstico precoz de la osteoporosis puede reducir la morbilidad y la mortalidad causadas por ella. La prueba DEXA es la forma más común de medir la densidad ósea. Pero el profesional de la salud puede pedir más pruebas para confirmar el diagnóstico o saber si el tratamiento de la pérdida de hueso está funcionando y averiguar otras causas para detectar factores de riesgo y determinar medidas de prevención para cada caso. El diagnóstico y la intervención tempranos retrasan el desarrollo de la enfermedad y mejoran el resultado del tratamiento. Por lo tanto, buscar nuevos biomarcadores que sean capaces de reconocer a las personas con alto riesgo de desarrollar osteoporosis es una forma eficaz de mejorar la calidad de vida de los pacientes y de comprender mejor el mecanismo patológico de la enfermedad.